Newsletter

Mi primera experiencia como juez árbitro en una prueba nacional, Tyc 2 Abril 2018

Este pasado fin de semana se ha celebrado en Zaragoza el TyC 2 de menores, prueba que organiza la Federación Española de Padel y en la cual he tenido la suerte de estar como juez árbitro auxiliar los tres intensos días que ha durado la prueba.

Muchas eran las dudas que me surgían una vez me comunicó la Federación Española que me habían adjudicado esta prueba, ya que hasta el momento en mi corta trayectoria como juez árbitro, solo había realizado un Campeonato de Aragón de veteranos, modalidad suma de edad + 45 y una prueba absoluta de ranking único a nivel regional.

Llegó el día de cierre de inscripciones y solo con saber que nada más y nada menos que 314 eran las parejas inscritas a la prueba, presagiaba que iba a ser un fin de semana muy muy intenso !!!

Los nervios iban aflorando días antes del inicio de la prueba reflejándose en despertarme por la noche y visualizando situaciones en mi  cabeza, de las que no sabía si  sería capaz de salir airoso y de no saber si aplicaría la normativa sin meter la pata hasta el fondo. Me imagina en medio de la pistas con los jugadores, en una situación que nunca se me había dado y sin saber darle solución, y lo peor es que me imaginaba a los padres increpándome por haber metido la pata y haber perjudicado a una de las parejas.

Parece una película de miedo pero el que me conoce, sabe lo que me preocupo por que las cosas salgan bien y las vueltas que le doy a la cabeza.

La tarde de antes del inicio del torneo, tuvimos reunión de árbitros para dejar las cosas claras, ya que siendo tres los árbitros que íbamos a estar trabajando juntos, teníamos que actuar durante todo el fin de semana de la misma manera y con los mismos criterios, ya que sino algo podía torcerse y tener algún que otro problema.

Dirigidos por el juez árbitro principal, Antonio Chavez, un grande del arbitraje, Javier Allúe y yo que estábamos de juez árbitro auxiliar, nos pusimos manos a la obra y ya dejamos bien atado las directrices a seguir y de como íbamos a actuar. Ahora solo quedaba que fueran las 12 de la mañana del viernes para que todo se pusiera en marcha.

Viernes 6 de abril 10 de la mañana y todo preparado. Los primeros jugadores ya estaban por el club y nosotros estábamos preparados en nuestro puesto, deseando que todo comenzara y así fué, llego el gran momento !!!!

Los jugadores, tras pagar la inscripción, se iban presentando en la mesa del juez árbitro y una vez estaban los cuatro jugadores presentes, se les indicaba la manera de jugar, ya que según la categoría se juega de una manera u otra, se les daba el bote de bolas, agua y se les mandaba a la pista. Así hasta que conseguías llenar las 14 pistas del club. Una vez estaban las pistas completas, tocaba estar dando vueltas por el club, controlando los partidos, controlando a los coach (que fueran todos acreditados) y en el caso de que algún jugador te llamara para resolver una duda, entrar en pista, escuchar a los cuatro jugadores y darles una solución. Todo esto sin estar muy lejos de la mesa del juez árbitro ya que los jugadores de los siguientes turnos, iban llegando al club y lo primero que hacían eran presentarse al juez árbitro. Así hasta las 11,30 - 12,00 horas de la noche. A las espaldas nada más y nada menos que 190 partidos en la jornada de viernes !!!!

La jornada del sábado comenzaba temprana y tras solo cinco horas de descanso, a las 8,30 horas de la mañana, los jugadores ya estaban de nuevo en el club, presentándose para volver a jugar sus partidos correspondientes. Así estaríamos de nuevo en una larga jornada de hasta 15 horas, que finalizaba a las 12,00 hora de la noche. Tocaba irse a casa a descansar.



Por delante una mini jornada que duró hasta las 15,00 horas de la tarde, con muchas horas de trabajo en el cuerpo, sueño acumulado pero con una grandísima experiencia la que nos llevamos por delante.

Lo mejor de todo, el trato vivido con los jugadores, padres y coach durante los tres días de torneo. Al estar tantas horas juntos, al final te queda algo de tiempo y vas haciendo migas con los jugadores, sus coach y hasta con los padres, a los que tanto miedo tenía al principio del torneo !!!!!


No todo fue redondo con estos últimos ya que como es normal, siempre hay a algún jugador o algún coach a los que hay que advertir/sancionar y los padres no siempre están de acuerdo con la decisión tomada y al acabar el partido te lo hacen saber diciéndote alguna que otra palabra malsonante o con alguna que otra amenazilla.

Para concluir, solo decir que la experiencia es de 10, que espero repetirla muchas mas veces y que el pádel de menores es una auténtica locura. La mayoría vienen con coach, preparadores físicos y todos vienen a lo que vienen, a competir y a dejarse de tontadas. Que niños y niñas que son mas pequeños que las propias palas de juego, hacen unas cosas en la pista que es para flipar y que el futuro del pádel en España tiene una gran, gran cantera !!!!!!!






Mi primera experiencia como juez árbitro en una prueba nacional, Tyc 2 Abril 2018 Mi primera experiencia como juez árbitro en una prueba nacional, Tyc 2 Abril 2018 Reviewed by Jesús Gadea on 17:35 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Grande Jesús. Siempre hay una primera vez y se va con miedo, pero, de los errores, también se aprende. Nadie nace enseñado
    Enrique Picallo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique !!! Siiiii, vaya nervios al principio, pero una vez te pones "al tajo", todo se pasa !!!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.